Ávila – Palacio de los Verdugo

Pablo 25 Septiembre 2014 0


promover-que-las-universidades-pc3bablicas-existentes-en-c3a1vila_pc3a1gina_2_imagen_0002

Trasladémonos ahora hasta la época palaciega de Ávila, donde nobles y adineradas familias invirtieron en sus residencias gran parte de su fortuna. Es el caso del Palacio de los Verdugos, que se erigió durante el primer tercio del siglo XVI.

Mientras nos imaginamos la vida en el Palacio, nuestros ojos se fijan en el cuidado exterior del edificio, de gran belleza: la fachada (que posee una escultura de zooforma vettona) de sillería de granito flanqueada por 2 torres que apenas sobresalen – lo que le da un cierto carácter defensivo -, es de estilo plateresco; y la portada, dintelada y con escudos nobiliarios.

Si nos vemos con ganas y tiempo, merece la pena echar un vistazo al interior, que nos impresiona con el patio central inacabado pero decorado con arcos de motivos florales y escudos nobiliarios. O el magnífico artesonado de la escalera.

Embriagados por el rotundo de volúmenes y la austeridad del edificio, nos percatamos de que, hoy día, es sede del Archivo Municipal, la sede de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y la Concejalía de Patrimonio y Turismo.

Cierto es que Ávila nos regala prácticamente en cada una de sus calles un bello edificio con el que deleitar nuestra mirada, pero nunca debemos olvidar el motivo y la funcionalidad por la que en un principio, y hace ya muchos siglos, se comenzaron a erigir todas estas joyas avilesas. Hoy todas esas decisiones tomadas antaño tanto por particulares como por la administración del pueblo, han convertido a Ávila en un destino ideal para toda clase de turistas.